Trick or Treat – II

¡Halloween ataca de nuevo!

Hace unos días, publicaba una pequeña entrada como reto personal: desarrollar un juego llamado Trick or Treat, con temática de Halloween, y de forma que estuviera listo para el 31 de Octubre. Este juego formaría parte de The 25th Project, con las características que esto implica. Pues bien: ya tengo lo que serán los fundamentos de su jugabilidad. Estos días esperamos llevar a cabo los testeos necesarios para pulirla.

Esta entrada será un pequeño resumen sobre los fundamentos de su jugabilidad, siendo toda la información completamente teórica. El juego no ha tenido aún un solo testeo, y todos los cambios debidos a estos se reflejarán en la próxima entrada. A grandes rasgos, es un party-game que integra la mecánica de colección de muestras con un punto de push-your-luck. Su matemática gira en torno al número 5, sin número mágico claro. Descompone tanto el 25 como el 15 para conseguir las clases y cantidades necesarias en un juego que admite de 3 a 5 jugadores y que precisa de cálculos combinatorios.

Temáticamente, cada jugador es un niño disfrazado que sale por el vecindario a la caza de golosinas. ¡Los pequeños fantasmas, vampiros y brujas toman las calles durante tres noches! Los demás vecinos deberán valorar si darles golosinas o no, ya que no quieren hacer a otros niños más felices que a su propio hijo. Sin embargo, ¡no dar golosinas puede acarrear importantes jugarretas!

Combinatoria

Esto es lo que te ves obligado a hacer cuando te fallan las habilidades combinatorias

El juego está compuesto por:

  • 5 cartas de Puerta / Disfraz. En el reverso, todas las cartas muestran la misma Puerta. En el anverso, cada una tiene un Disfraz diferente. Cada Disfraz muestra en su carta cuál es la Golosina favorita del niño que lo lleva y cuál es esa Golosina que no le gusta nada.
  • 5 cartas de Truco. Con el mismo reverso que las cartas de Golosina, estas cartas de Truco permiten a los jugadores hacer maldades a aquellos vecinos que no les den dulces a lo largo del juego.
  • 15 cartas de Golosina. Con 5 tipos distintos de Golosina (y 3 Golosinas de cada tipo), estas cartas darán puntos a los jugadores si consiguen juntar determinadas combinaciones.
  • 5 fichas genéricas para marcar la puntuación de cada jugador a lo largo de las rondas.

Para preparar el juego:

  • Cada jugador toma 1 carta de Puerta y la coloca ante él, ocultando el Disfraz (y sus gustos en materia de Golosinas) a los demás.
  • Los jugadores barajan las cartas de Golosina y Truco juntas, y las reparten en igual número entre ellos. Cada uno toma 1 de sus cartas al azar y mete el resto tras su Puerta, sin mirarlas.

El turno de juego se desarrolla de la siguiente manera:

  •  El jugador que ponga una cara más horrorosa comienza la partida. Elige a otro jugador y llama a su puerta físicamente, golpeando la mesa ante ella y diciendo “¿Truco o trato?“.
  • El jugador al que llaman, que hará el papel de vecino, decide si quiere Trato o Truco. En el primer caso, dará una carta al Niño que llama. Este puede pedirle una de su mano (que elige el vecino llamado) o una de las que tiene tras su Puerta (elegida al azar). Pero si escoge el segundo caso, Truco, no dará ninguna carta al Niño que llama.
  • Eso sí: si el vecino decide que quiere Truco, el Niño tiene derecho a hacerle una trastada. Si tiene una carta de Truco en la mano, ¡puede jugarla sobre el vecino tacaño! Este sufrirá las consecuencias durante el resto de la ronda, mientras que el Niño recibirá puntos al momento.
  • Tras esto, el siguiente jugador en el sentido de las agujas del reloj repite la acción como Niño. Sin embargo, no puede llamar de nuevo al mismo vecino. Cuando cualquier Niño llama a la Puerta de un jugador, ese jugador no puede volver a ser molestado en esa ronda.

Una vez que todos los jugadores hayan tenido su turno y llamado a la puerta de un vecino, la ronda termina. Cada jugador debe enseñar 1 carta de su mano, si la tiene. Una vez hecho esto, el último jugador inicia la nueva ronda, que se juega en sentido inverso a la anterior (y en la que todos los vecinos pueden ser molestados de nuevo). Una Noche se prolonga hasta que ningún jugador tiene cartas tras su Puerta. Al terminar esa ronda, ¡se acabó la Noche!

Los Niños muestran sus cartas y recuentan puntos según las Golosinas que tengan, ganando más puntos por las combinaciones más complicadas. Los jugadores pueden revelar su Disfraz para ganar puntos extra si tienen su Golosina favorita en la mano, pero perderán puntos si también tienen la Golosina asquerosa. Y una vez revelado el Disfraz, permanecerá así durante el resto de Noches de la partida… ¡será difícil para el Niño volver a conseguir su Golosina favorita!

La partida termina si un jugador consigue 20 puntos, ganando inmediatamente, o al terminar la tercera Noche. En ese caso ganará el jugador con más puntos, ¡quien tendrá derecho a reclamar una golosina real a cada uno de los demás jugadores!


 

Sobre el aspecto gráfico, ¡Trick or Treat será el primer juego de The 25th Project ilustrado por María Llanes! María es la mitad artística y callada del blog: la conoceréis en breve cuando suba sus primeros posts mostrando las ilustraciones que llevarán estas cartas. El estilo que ha escogido para este título es muy personal y se basa en ilustraciones con acuarela, ¡ya nos diréis qué os parece!

Lógicamente, esto causará un retraso en la liberación del juego como P&P. Aunque la jugabilidad estará terminada para el 31 de Octubre (aunque por supuesto el juego no estará en su versión final), el prototipo final tardará algo más. Aunque podéis esperar la presentación gráfica para antes del 9 de Noviembre, porque Trick or Treat tendrá listo su aspecto final para asistir a la sesión del Día del Diseñador.

Calculad que podréis descargar el juego desde este blog, en una versión con arte final y todos los cambios debidos al testeo, alrededor del 15 de Noviembre. Hasta entonces nos quedan muchos testeos, cambios, presentaciones del arte y otras actualizaciones con respecto a él. ¡Empezad a temer el terror de los niños desatados!

Trick or Treat – I

Trick or treat es la frase utilizada para pedir golosinas por los niños anglosajones durante la noche de Halloween. Como muchos ya sabréis, la tradición anglosajona consiste en que los niños, disfrazados de personajes de terror, recorren las calles de viviendas unifamiliares (o las puertas de los vecinos del edificio) pidiendo golosinas. Su frase trick or treat! significa literalmente ¡truco o trato!, y puede ser interpretada como ¡golosina o trastada!. Esto se debe a que en la tradición está contemplada la posibilidad de hacer todo tipo de maldades a aquel vecino roñoso que no regale golosinas a los niños. Algunos de los trucos más comunes incluyen lanzar huevos o papel higiénico a la casa de quien no ha dado dulces, pasando por toda clase de bromas imaginativas y llegando desgraciadamente a rayar el coche del vecino que no pase por el aro.

Estando a 21 de Octubre y con esta introducción, podéis suponer que Trick or Treat es también el título del próximo juego que voy a desarrollar. Este título será el tercero englobado en The 25th Project, es decir, contará con 25 cartas como componentes principales. Según mis cálculos iniciales, estas cartas estarán acompañadas por 5 fichas genéricas destinadas a marcar las puntuaciones.

Aunque hay varios bocetos ya en la lista de The 25th Project, Trick or Treat se ha hecho hueco por derecho propio. Las razones son diversas: la primera es que Halloween es una festividad que siempre me ha interesado. Sin embargo, la he vivido siempre desde la búsqueda del horror y el miedo, de forma quizá más seria, y en esta ocasión quería hacer más hincapié en su aspecto festivo. Algo más similar al enfoque del Día de Muertos latinoamericano, en el sentido de celebración que acompaña a la festividad, o incluso acercándome al referente establecido por Burton en Corpse Bride (La novia cadáver en castellano, Tim Burton, 2005).

La segunda razón, y la que explica que Trick or Treat aparezca en este momento pasando por delante de muchas otras ideas más definidas, es que supone un reto temporal. Tengo exactamente 10 días para tenerlo listo, ya que quiero colocar aquí su presentación gráfica el 31 de Octubre. Para entendernos, la noche de Halloween. Además, hasta el 9 de Noviembre seguiré testeándolo y mejorándolo de cara a la sesión temática de terror que celebrará el Día del Diseñador.

Esta será la estética del juego, si podemos conseguirla

Las ideas básicas que sustentan el diseño de Trick or Treat son:

  • Máximo número de jugadores posible: Halloween es una festividad social, y el juego debería poder ser jugado entre amigos antes o después de ver una peli de terror. Sin embargo, no creo que pueda conseguir algo para más de 5 jugadores.
  • Información oculta: me gustaría intentar recrear el elemento sorpresa de los disfraces. No sé si podré hacerlo como tal, pero me gustaría que el juego mantuviera esa esencia y pudiera sorprender a los jugadores.
  • Basado en la tradición del trick-or-treating: la idea es que los jugadores sean niños envueltos en la famosa tradición. Llamarán a las puertas de sus vecinos, el resto de los jugadores, y estos deberán elegir entre darles golosinas o sufrir las posibles consecuencias.

No hay mucho más: debe resultar jugable y divertido, lo que ya es un reto en sí mismo. En la próxima entrada detallaré el proceso de diseño que haya seguido hasta obtener un prototipo. La siguiente será un reporte de testeo con todos los cambios que hayan sido necesarios, y tras esta ya vendrá la presentación gráfica (con suerte cumpliendo el plazo).


Somos conscientes de haber bajado el ritmo de publicación, pero avisamos desde ya: como hemos leído por ahí, el blog tendrá una periodicidad rigurosamente aperiódica. Haremos lo posible por mantener un ritmo estable, pero no podemos asegurarlo. De todas formas, durante estos días tendremos bastante acción con Trick or Treat y algunos artículos de opinión y divulgativos que esperan en la recámara. Luego vendrá la sesión del Día del Diseñador con todos los cambios que acarreará en Estación 657 y Naginata. Y después intentaremos presentar un nuevo prototipo, que vendría con las primeras publicaciones de María.

Tenemos muchos proyectos para el blog, y creednos: resulta difícil que no se atropellen. Poco a poco. Para cualquier sugerencia sobre futuros contenidos, aquí tenéis los cometarios. ¡Hasta la próxima!